¿Qué es el Aceite de Germen de Arroz?

Enamorados del arroz y todas sus propiedades, buscamos cómo transportar la riqueza de las células madre de esta singular semilla para el bien de las personas. Descubrimos el regalo del Aceite de gérmen de arroz , prensado en un proceso artesanal con el máximo cuidado y cariño. Y comprobamos que contiene todo lo que la piel necesita para resaltar al máximo su belleza.

¿Qué es el Aceite de Germen de Arroz?

El germen de arroz guarda en su interior una delicia para tu piel. Un aceite obtenido de las células madre del arroz de forma totalmente artesanal con su primera presión en frío. Es un aceite seco de rápida absorción que aporta numerosos nutrientes a tu piel gracias a sus potentes propiedades antioxidantes, regeneradoras y reparadoras.

Aceite seco de rápida absorción 100% natural

Propiedades naturales:

Vitamina E: Indicada como una de las mejores para el tratamiento de la piel. Retrasa el envejecimiento de las células y combate los radicales libres responsables de la aparición precoz de arrugas.  Su acción antioxidante, rejuvenecedora y protectora de los agentes externos la convierten en la mejor aliada para la belleza de tu piel (1.125mg/kg).

Vitamina B: Repara  la piel y controla la producción de  grasa que hay en ella. Es un agente de iluminación para emparejar el tono de la piel. Participa en los procesos de respiración celular y revitaliza el metabolismo del cutis.

Gamma-Oryzanol: Antioxidante que protege de la nociva acción de los agentes externos y de los radicales libres.

 

Caroteno y otros carotenoides: Protegen del daño del sol y prolongan y aceleran el bronceado.

Coenzima Q10: Actúa en todas las células del organismo defendiéndolas de la acción de los radicales libres, causantes del envejecimiento celular. Aplicada sobre la piel tiene la propiedad de recuperar la humedad, elasticidad y firmeza del tejido.

Fitoesteroles: Tienen un doble efecto anti-inflamatorio y anti-irritante que previene la formación de bolsas y ojeras. Actúan como agentes de viscosidad, protectores de la piel, reparadores, antioxidantes y astringentes.

Omega 3 y Omega 6: Ácidos grasos esenciales que regulan las grasas y restauran la salud de la piel.